Lectura de 4 min 18

7 Trucos para ahorrar energía y dinero el verano 2021

foto perfil
Tabla de contenidos

El día 22 llegó de nuevo el verano y lo celebramos en algunas partes de nuestro país, como Cataluña, las Baleares, las Canarias o Galicia, con las verbenas de San Juan tradicionales que dan el pistoletazo de salida a la época preferida de muchos.

Sin embargo, la canícula es una época del año en que es muy fácil olvidarnos del ahorro energético porque nos vamos de vacaciones a algún lugar o porque no tenemos la cabeza para pensar mucho en ello con todo el calor y su capacidad para aplatanarnos. Por este motivo desde Lumisa vamos a ampliar unos cuantos consejos que ya pudisteis ver en nuestro Instagram para ayudarte a consumir menos energía y a aprovechar los recursos que tenemos con mayor eficiencia.

1. La obvia: apaga completamente los electrodomésticos si te vas de vacaciones

Este es un clásico, pero no por ello debemos dejar de atenderlo. Tanto si te vas a ir de vacaciones al pueblo, como si tienes la suerte de poderlo hacer a un entorno paradisíaco debes apagar por completo todos los electrodomésticos prescindibles de tu casa. Es decir, aire acondicionado, televisión, ordenadores, impresora…

2. Domina el viento: crea corrientes de aire en casa

Además de estar fresquit@ si te pones en medio, con ello estarás evitando poner el aire acondicionado. Te recomendamos que ventiles la casa en las horas de menos Sol para que se mantenga durante más tiempo fresca sin la necesidad de conectar el aire. Si no consigues hacer correr el viento por tu hogar siempre puedes usar ventiladores para crearlo de manera artificial porque seguirás gastando menos energía que con el aire. Eso sí, recuerda instalar mosquiteras si no quieres ser el banquete de los mosquitos.

3. No te flipes esquimal: el aire acondicionado entre 24 y 26 grados

Todos hemos llegado alguna vez a casa con el sofocón del año y hemos necesitado poner al aire acondicionado a la mínima temperatura que nos permite el aparato. Es una reacción lógica, pero en absoluto eficiente. Ni útil. Aunque tengamos mucho calor es mejor esperar 2 o 3 minutos a que tu casa se refresque a esa temperatura que convertir tu hogar en apto para la vida de los pingüinos. De hecho, Instituto para la Diversificación y el Ahorro (IDAE) recomienda mantenerlo a 26 grados. Por cada grado que bajes, aumentaras el consumo un 8%, así que si tu objetivo es ahorrar en tu factura durante todo el año, no lo hagas.

4. Puestos a comprar, hazlo bien: los electrodomésticos, de eficiencia B

Si tienes que comprarte un aire acondicionado o un ventilador fíjate en que su etiqueta energética indique que es de clase B. Estas etiquetas se han cambiado recientemente para hacer más comprensible su significado. Mientras que antes teníamos una escala de la G a la A+++, ahora se ha simplificado con una escala de G (el menos eficiente) y A (el más eficiente), aunque en un inicio no habrá ningún aparato en la clase A con el objetivo de dejar espacio a productos futuros con una mejor eficiencia energética.

5. Pásate al lado oscuro: baja las persianas y abraza la penumbra

Cuando el Sol aprieta lo mejor es quedarnos en penumbra, como en una cueva. Esto impedirá que se sobrecaliente tu casa y tengas que poner el aire acondicionado para refrescarla. Además de las ventanas, un toldo es otra buena opción para evitar aún más la exposición solar. Después, por la noche, cuando el ambiente ya sea más fresco debemos volver a descubrir al exterior nuestro hogar y hacer caso del primer consejo.

6. Refréscate

Fácil y sencillo, sin adornos. Haz cosas que no conlleven sobre esfuerzos, camina por la sombra, toma agua fría o aprovecha los momentos de más fresco en el exterior para darte un paseo. En casa, toma duchas de agua 1º C por debajo de tu temperatura habitual, evita las comidas copiosas que producen ardor de estómago y apuesta por recetas frescas, como ensalada de pasta o gazpacho. También puedes optar por poner en la nevera tu ropa o sábanas (dentro de una bolsa de plástico o algo que lo cubra, por favor) para notar esa sensación tan agradable cuando o uses.

7. Sol, solecito… Aprovecha la luz natural y deja la artificial para cuando sea necesaria

En verano hay muchas horas de Sol al día, así que intenta aprovecharlas al máximo sin usar iluminación artificial a menos que sea necesario. Además, ten en cuenta que si tienes contratada tu tarifa de la luz con Lumisa, las horas en que vas a necesitar de electricidad para iluminar tu hogar coinciden con el horario valle, es decir, cuando el precio de la energía y la potencia son más baratos, de las 12 a las 8 am.

Conoce más de las nuevas tarifas aplicadas desde el 1 de junio en nuestro artículo del blog.

Fuentes:

  • Holaluz
  • El periódico de la energía
  • Muy interesante
  • Endesa
  • Twenergy
  • Gana Energía
#Luz #Consumo #Ahorro

¿Dónde quieres ahorrar?

Descubre los servicios que ofrecemos en Lumisa Energías, la alternativa a las grandes empresas de energía.