Lectura de 3 min 36

Energía solar y autoconsumo: 5 bulos resueltos

foto perfil
Tabla de contenidos

El mundo de la energía solar y el autoconsumo, por desgracia, aun es desconocido para mucha gente. Y ello crea falsas leyendas, verdades y mentiras que pueden hacer dudar de su viabilidad o crear falsas ideas preconcebidas de lo que realmente es.

Es fácil que te hayas encontrado con frases como “las placas solares no funcionan de noche”, por eso vamos a resolver algunos de estos mitos y veremos de qué manera intentan alejar nuestro foco de una alternativa tan beneficiosa para ti y para el medio ambiente como la energía solar.

1. El autoconsumo eléctrico con placas solares no es rentable

Optar por el autoconsumo sí que es rentable. La inversión inicial es algo elevada pues incluye las placas solares i la instalación completa, sin embargo a largo plazo acaba siendo muy positivo para la economía familiar tener este sistema establecido.

A lo largo de los años el ahorro energético y económico es notable. El ahorro variará en función de la capacidad para generar dicha electricidad, pues no es lo mismo una zona muy soleada de España, que una menos habituada al Sol. Lo que sí es seguro es que con Lumisa puedes ahorrarte hasta casi 13.000 euros en una década gracias a nuestro sistema de tarifas solares. Así, la amortización llega a partir del cuarto año de unas placas que tienen una vida útil de 25.

Además, puedes beneficiarte de los excedentes de energía que produzcas y no uses. ¡Y para rematar, existen subvenciones qué pueden hacerte ahorrar entre el 40 y el 50% en la inversión inicial y muchas otras ventajas más!

2. Si optas por el autoconsumo estás obligado a desvincularte de la Red Eléctrica

Falso. De hecho, desde Lumisa recomendamos a nuestros clientes que no se desvinculen de la Red Eléctrica. Garantizarás tu consumo en caso de un corte de suministro y podrás aprovecharte de los excedentes energéticos y beneficiarte de la compensación en tu factura de la luz.

3. Las placas solares únicamente funcionan si hace Sol

Decir eso sería similar a afirmar que no nos quemamos la piel si está nublado un día de playa de verano. Las placas solares funcionan incluso en estos días, si bien es cierto que su rendimiento baja entre un 10 y un 25% en función de varios determinantes, como la calidad de luz solar que llega o el tipo de instalación.

Existen las baterías solares para almacenar la energía sobrante de la que hablábamos, pues de noche los paneles están fuera de servicio. Gracias a este sistema podrás aprovechar la energía de más que hayas generado con el sistema fotovoltaico sin coste adicional.

4. Se invierte más energía en la construcción de paneles solares que la que luego aportan

Los paneles solares se pueden fabricar incluso de manera artesanal, aunque obviamente no generaran la misma energía que los industriales destinados exactamente a rentabilizar su uso. La mayor parte de la energía se gasta en la fabricación de las células, que normalmente son de silicio cristalino, aunque des de la Universidad de La Rioja se ha empezado a trabajar con células de titanio, que se han demostrado más eficientes. No obstante, esta energía se calcula que en España se consigue amortizar a partir del segundo año de uso del sistema solar fotovoltaico gracias a sus condiciones climáticas, tiempo que se irá reduciendo a medida que se vayan implementando los últimos avances en su fabricación.

5. La instalación solar fotovoltaica requiere mucho mantenimiento

Obviamente, las placas solares necesitan un cierto mantenimiento para que puedan funcionar con todo su potencial, aunque la propia agua de lluvia ayuda a retirar la capa de suciedad. Hay que tener en cuenta que son instalaciones preparadas para estar en el exterior así que están pensadas para soportar las condiciones adversas, como la nieve o incluso el granizo. A parte, hay que comprobar más regularmente baterías, cargador, inversor y cableado, aunque no es un proceso complicado y, en caso que haya que retocar algo, no conlleva muchos problemas.

Bien es cierto que se recomienda una limpieza a conciencia de las placas por lo menos un par de veces  al año con agua y jabón, pero siempre con cuidado de no rayar el cristal.

#Autoconsumo #Energías renovables

¿Dónde quieres ahorrar?

Descubre los servicios que ofrecemos en Lumisa Energías, la alternativa a las grandes empresas de energía.