Lectura de 3 min 3

Tips para reducir el consumo de energía este invierno

foto perfil
Tabla de contenidos

El invierno es una de las estaciones con un alto impacto en el consumo de energía de cualquier empresa o vivienda dando lugar a cambios tanto en las temperaturas como en la luz natural. Así, a medida que los días son más fríos y cada vez más cortos, es fundamental implantar medidas que mejoren la eficiencia energética para empresas y reduzcan el consumo de energía tanto para ahorrar dinero en las facturas de la luz como para aportar nuestro granito de arena creando entornos más sostenibles. En este sentido, te revelamos algunos tips para aplicar a partir de ahora en tu día a día.

1. Saca partido a la luz natural

No hay nada como llenar tu edificio de luz natural para aprovechar al máximo cada rayo de luz y reducir la iluminación artificial. Esto no solo te ayudará a reducir el consumo de energía en esta época, sino que también mejorará tu estado de ánimo y bienestar. Además, notarás gran beneficio; por un lado, no tendrás que recurrir a la luz artificial con tanta frecuencia; por otro, al dejar entrar la luz del sol potenciará la temperatura interior del hogar, sin necesidad de encender la calefacción. Pero, si no te queda más remedio que utilizar la iluminación artificial, y tienes bombillas tradicionales, es conveniente que las cambies por otras de bajo consumo. Se estima que se puede ahorrar hasta un 80% con bombillas LED.

2. Aísla cada rincón de tu vivienda

Revisar y mejorar el aislamiento de tu hogar es clave para evitar fugas de aire caliente y frío. Así, es recomendable potenciar la instalación de dobles cristales y marcos de materiales aislantes para ayudar a que estos elementos actúen como un muro entre los fríos del exterior y la calidez del interior de tu vivienda. Del mismo modo, es aconsejable el uso de burletes y otros materiales para disminuir las filtraciones de aire.

3. Es el momento de moderar la temperatura

La calefacción es uno de los mayores consumidores de energía en esta temporada. En este sentido, es muy aconsejable ajustar el termostato a una temperatura cómoda, pero moderada, generalmente entre 18-20°C. Así, programar el apagado del climatizador cuando alcance el rango de temperaturas es clave para economizar recursos energéticos tanto en otoño como en invierno. Asimismo, asegúrate de que los radiadores o sistemas de calefacción estén limpios y sin obstrucciones para un rendimiento óptimo; purga los radiadores y revisa que todos los electrodomésticos funcionan correctamente. Pero, si necesitas sustituir alguno, apuesta siempre por los que son energéticamente eficientes.

4. Optimiza el mantenimiento de tu sistema HVAC

Es importante llevar a cabo un buen mantenimiento de tu sistema HVAC para controlar y mantener una temperatura, un nivel de humedad y una calidad del aire confortable dentro de tu vivienda. Así, al principio de la temporada asegúrate de que tu sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado esté funcionando eficientemente.

Programar un mantenimiento anual para limpiar y verificar que todas las piezas estén en buen estado, te ayudará a reducir el consumo de energía y alargar la vida útil del sistema.

5. Incorpora a tu vivienda electrodomésticos eficientes

¿Sabías que Los hogares españoles gastan de media unos 1.000 € anuales en energía? Reducir el consumo de energía a través de electrodomésticos eficientes como lavadoras, neveras, lavavajillas que no consuman grandes cantidades de energía es uno de los obstáculos que tenemos en la sociedad, no solo por el ahorro en las facturas de la luz, sino también, como hemos mencionado antes, por nuestro compromiso con el medio ambiente.

Además de estos consejos, es importante potenciar sencillos hábitos de ahorro de energía en tu vivienda como apagar las luces cuando sea necesario, desconectar los dispositivos electrónicos cuando no estén en uso y reducir el consumo de agua caliente. Cada pequeña acción contribuye a la reducción del consumo de energía y, en última instancia, ahorra dinero y reduce la huella de carbono.

Al aprovechar la luz natural, potenciar el aislamiento, moderar la temperatura de la calefacción, optimizar tu sistema HVAC y utilizar electrodomésticos eficientes, no solo estarás ahorrando dinero, sino que también contribuirás a la conservación del medio ambiente. Recuerda que pequeños cambios en tu día a día pueden marcar una gran diferencia en el ahorro de energía y en tu calidad de vida durante el otoño e invierno.

#Luz #Ahorro

¿Dónde quieres ahorrar?

Descubre los servicios que ofrecemos en Lumisa Energías, la alternativa a las grandes empresas de energía.